Venezuela trata de impedir una condena de la OEA con el apoyo de los países del Caribe

14 países de la región buscan una resolución en contra de la Constituyente, para la que necesitan el respaldo de los aliados del chavismo

 

La crisis por la que atraviesa Venezuela volverá a ser objeto de debate en la Organización de Estados Americanos (OEA). Previo a la Asamblea General que se celebrará desde el martes en Cancún, este lunes los cancilleres se reunirán en la localidad mexicana para abordar por enésima vez la situación del país sudamericano. Un bloque 14 países, entre ellos los de más peso de la región, como México, Colombia, Argentina, Perú –con el respaldo de Estados Unidos, cuyo secretario de Estado, Rex Tillerson, no acudirá- buscan una resolución que condene de manera rotunda la actuación del Gobierno de Nicolás Maduro y el reclamo de que no se celebre la Asamblea Constituyente. Para ello necesitan del apoyo de los países caribeños, tradicionales aliados del chavismo. Está previsto que al encuentro acuda la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien, no obstante, había anunciado su intención de retirar a Venezuela de la OEA.

Las delegaciones seguían negociando este domingo un consenso entre las dos resoluciones que quedaron en stand by el pasado 31 de mayo, en el último encuentro que mantuvieron los cancilleres: la presentada por Perú, Canadá, Estados Unidos, México y Panamá –que cuenta con el respaldo de otros países, como Colombia y Argentina- y la del bloque de países de la Comunidad del Caribe. Ambas piden el cese inmediato de la violencia y el inicio de un nuevo proceso de diálogo. La diferencia radica en que la primera reclama a Venezuela el cese de la realización de la Asamblea Nacional Constituyente y la liberación de los presos políticos.

La aprobación de una declaración conjunta en una reunión de cancilleres depende de que la suscriban al menos 23 de los 34 miembros, dos tercios de los países representados, todos los del continente salvo Cuba. La tarea es ardua para el bloque de los 14 que desde hace meses vienen mostrando su repulsa al devenir de Venezuela en distintos comunicados. Necesitan el apoyo de al menos 9 de los 14 países que integran la Comunidad del Caribe (Caricom), aliados tradicionales de Venezuela, especialmente desde que Hugo Chávez impulsara Petrocaribe durante la época de la bonanza de los precios del crudo. De no conseguirse, la otra opción que baraja esta especie de G-14 es es aprobar un proyecto de resolución en el marco de la Asamblea General. En ese caso necesitarían 18 votos, es decir, el apoyo de cuatro países del Caribe.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin