Una mujer desequilibrada incendia su piso en el barrio de Pla d’en Boet de Mataró

Un nuevo episodio en la promoción de viviendas sociales de la Torre del Cogoll que gestiona el Departament d’Habitatge de la Generalitat, una gran parte de las cuales están ocupadas de forma irregular por traficantes de droga y delincuentes, ha vuelto a poner en vilo al vecindario de Pla d’en Boet en Mataró (Maresme). Una mujer de edad avanzada, con graves problemas mentales incendió su piso ubicado en el 169 de la calle de Sant Cugat y salió tranquilamente a la calle, donde fue interceptada por los Mossos d’Esquadra.

El avisó del siniestro se produjo poco después de las 12 del mediodía. Al acceder al inmueble, los bomberos, que desplazaron cuatro dotaciones, localizaron el foco del fuego en el sofá del comedor. Las llamas provocaron una gran humareda que aconsejó el confinamiento del resto de los vecinos en el interior de sus domicilios. La mujer, que salió a la calle por su propio pie, fue atendida por los servicios de emergencias médicas y evacuada a la unidad de psiquiatría del hospital de Mataró.

La mujer que provocó el incendio es una usuaria de los serivicios sociales municipales. Se trata de una señora de edad avanzada con un hijo que reside en la ciudad, que padece una grave enfermedad mental y ya estaba siendo atendida de su enfermedad, pero que nunca había protagonizado un episodio que pusiera en riesgo la integridad del resto de vecinos.

De los corrillos que formaron vecinos y curiosos surgieron numerosas críticas a la gestión de los pisos sociales. En concreto, de la promoción de Pla d’en Boet, los inquilinos advertían que “ya se veía venir” un incidente similar.

Todos coinciden en lamentar “la despreocupación” del Departament d’Habitage de la Generalitat “que nos tiene abandonados a nuestra suerte” criticaba uno de los vecinos del inmueble afectado que detalló que la mujer ya había protagonizado otros incidentes que precisaron la intervención de las fuerzas de seguridad y “pese a ello seguía viviendo sola” en un segundo piso. “Hasta que no pase algo gordo no solucionarán el problema” clamaba otro de los residentes que se preguntó: “¿Quién será el responsable entonces?”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin