Un colaborador de «Torbe»: «Treinta euros por tía y me cepillo a las que me hagan tilín»

Detenido otro colaborador del productor porno Torbe, junto al que grabó un trío con una menor rumana

«Importante. Rumana menor». Es el titular del mail, fechado el 12 de enero de 2013 y recuperado por la Policía, en el que alguien que se identifica como «Chema» advierte al productor de cine porno Ignacio Allende, «Torbe», de que la chica con la que ambos habían grabado un trío en Bucarest es menor. «Mejor no correr riesgos. Antes de publicar nada deberías esperar al mes de septiembre, cuando la tía sea ya mayor de edad», le dice tras comprobar con el DNI de la chica que esta tenía 17 años, en unos mensajes a los que ha tenido acceso ABC.

Es el segundo caso de menores encontrado en la investigación por la que fue detenido Torbe el pasado abril y en la que se le imputan delitos de pornografía infantil, trata de seres humanos con fines de explotación sexual, relativos a la prostitución y pertenencia a organización criminal entre otros. El análisis del material informático y teléfonico intervenido sigue dando resultados. Esas pesquisas han permitido los agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica identificar y detener (el 2 de enero) a un antiguo colaborador de Torbe: José María R.C., «Chema», que aparece en el vídeo del trío embozado y cubierto con una máscara veneciana de plumas.

Abogado y conseguidor

Los correos hallados demuestran que ambos tuvieron relación entre 2008 y 2013. Chema buscaba y contrataba chicas en Rumanía para grabar escenas porno, a cambio de dinero (o no solo), aunque él dice que Torbe solo le invitaba a comer. «¿Pa ti otros 30 euros por chica?», le pregunta el productor en un mail de 27 de julio de 2009, tras aceptar el precio (260 euros) que pagaría a las actrices. «Ok. 30 euros está bien siempre y cuando me dejes cepillarme a las que me hagan tilín», le responde el ahora detenido.

Chema, que trabaja y vive en Lituania, fue arrestado en Cuenca cuando regresó a pasar las Navidades con su familia. Tras prestar declaración en comisaría y admitir los hechos que se le imputan quedó en libertad. En su declaración aseguró que Torbe y él desconocían que la chica rumana era menor, dado que firmó un documento de mayoría de edad y su desarrollo físico tampoco lo indicaba. Luego se enteraron, se lo comunicó a Torbe y le dijo que destruyera el vídeo, pero no lo hizo. Una explicación similar a lo que ocurrió con la menor española que sí le denunció.

El detenido aportó nuevos datos de interés. Declaró que el productor lo llamó a través de whatsapp (para no dejar rastro, según la Policía) el pasado 25 de noviembre -dos semanas después de salir de prisión-. Llevaba dos años sin hablar con él. Le dijo que habían puesto en busca y captura a la rumana y le advirtió de que lo iban a investigar. «Me intentó persuadir de construir una versión alternativa de lo sucedido con la chica para que él no tuviera ningún problema, a lo que me negué», señaló a los investigadores.

Chema aportó otro dato inquietante, corroborado por la Policía gracias a decenas de audios y mensajes de texto: después de la escena que grabó contrajo una enfermedad sexual, gonorrea. Mantuvo relaciones sin protección por lo que va a ejercer acciones contra el productor como perjudicado. En su declaración explicó a los agentes que cortó relaciones con Torbe en 2014 después de que este le propusiera traer prostitutas del Este para que ejercieran en España, en viviendas. «Me pareció potenciamente delictivo y algo lúgubre». Es abogado aunque nunca ha trabajado aquí. El titular del Juzgado 29 tiene en su poder dos nuevos informes que cimentan el rosario de imputaciones contra Torbe.

 



Carmen Ramirez

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto. Lorem Ipsum ha sido el texto de relleno estándar de las industrias desde el año 1500, cuando un impresor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin