Tres heridos por asta de toro en el primer encierro de San Fermín 2017

La ganadería Cebada Gago abre los sanfermines con una carrera rápida que ha durado 2,58 minuto.

Tres mozos han sufrido heridas por asta de toro, uno en el abdomen, otro en el tórax y otro en la pierna, y un cuarto ha sufrido un traumatismo en el primer encierro de los Sanfermines 2017, protagonizado por los temibles toros de la ganadería de gaditana de Cebada Gago. Este es el balance de unos astados con mala fama, con un historial de 53 heridos en sus 28 comparecencias anteriores.

CUATRO TRASLADADOS AL HOSPITAL

AGENCIAS

Cuatro personas han sido trasladadas al Complejo Hospitalario de Navarra tras el primer encierro de las fiestas de San Fermín, tres de ellos con heridas por asta de toro, según ha informado el Gobierno foral.

Los tres con heridas de asta de toro son dos estadounidenses y un navarro. Los dos estadounidenses han sido corneados en la cuesta de Santo Domingo, uno de ellos en su tramo final, a la altura de la plaza Consistorial, y el tercer herido ha sido alcanzado por el toro en Estafeta.

En el tramo final de Santo Domingo con la plaza del Ayuntamiento ha sido corneado el estadounidense E.H., de 35 años y de Virginia Beach, quien presenta una herida en la región torácica anterior izquierda. Su pronóstico es menos grave, según el parte médico facilitado por el subdirector de Urgencias y Hospitalización del Complejo Hospitalario, Tomás Belzunegui.

En la cuesta de Santo Domingo ha sido alcanzado el también estadounidense A.P., de 29 años, quien ha sido corneado en la región escrotal. Su pronóstico igualmente es menos grave.

Grave es el pronóstico del navarro F.A.T., de 46 años y de Tafalla, quien presenta una contusión craneal, una herida en la frente y una cornada en la región posterior del muslo derecho. Está siendo valorado y pasará a quirófano para limpieza y sutura de la herida.

El cuarto trasladado es S.T.O., varón de 39 años y de Irlanda, que presenta traumatismo. Evacuado desde el tramo del Ayuntamiento, su pronóstico es reservado.

Ha sido un encierro rápido —los toros tardaron dos minutos y cincuenta y ocho segundos en alcanzar los corrales de la plaza— en el que se han sucedido las caídas y los atropellos, pero los mozos han podido protagonizar bonitas carreras, sobre todo por la calle Estafeta, junto a cuatro animales astifinos acompañados por los pacientes cabestros.

A las ocho en punto de la mañana, como marca la tradición, y con los nervios del mundo a flor de piel, han despertado del letargo los toros de Cebada. Han marcado primero el paso los cabestros, que para eso son veteranos, y uno de ellos ha encabezado la manada en el inicio de la Cuesta de Santo Domingo.

Pero ante la imagen colorida de los mozos, los toros han abierto los ojos y han asustado a los corredores solo con miradas desafiantes mientras aceleraban la carrera en ese primer tramo.

Un toro de capa melocotón ha decidido colocarse el primero, mientras otro de sus hermanos ha pasado a la acción y ha propinado la primera cornada del año a un mozo que ha sido sorprendido en la acera derecha del recorrido. La voltereta ha sido morrocotuda, tanto como el batacazo sobre el asfalto que la fuerza del morlaco le ha propinado.

Ha cumplido con su cometido el líquido antideslizante de la curva de Mercaderes y los toros han pasado con ligeros resbalones hacia la larga y recta calle Estafeta, donde los esperaba el grueso de corredores.

El toro melocotón seguía entonces en cabeza, acompañado ya por tres compañeros de reparto, asustados todos ellos por la compañía inesperada de jóvenes blanquecinos a la carrera. El grupo lo cerraban dos toros cárdenos; el primero, ha tocado carne y ha volteado con saña a un mozo que se escondía en un portal; ha perdido pie el animal, ha tropezado con el que le seguía y ambos han quedado fuera de los primeros puestos.

El grupo, comandado siempre por el toro melocotón, ha llegado con rapidez al ruedo, mientras los dos restantes buscaban con desesperación a sus compañeros perdidos y hallados, después, en los corrales. Pa vernos matao…. Ha acabado pronto el primer encierro de los Sanfermines de 2017, con toros de miedo, que han asustado más que herido, felizmente.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin