Sicarios roban 8’5 millones en oro de una mina en México

 

México.-El crimen organizado en México tiene en la mira a las minas de oro. Un grupo armado irrumpió el martes en una propiedad de la minera canadiense McEwen Mining en el Estado de Sinaloa (noroeste de México) y se llevó 8,5 millones de dólares en oro, según ha explicado la compañía en un comunicado.

El grupo de sicarios robó 900 kilogramos de oro concentrado, calcula la firma, de los que se podrían obtener alrededor de 198 kilogramos del metal para comercializar. El robo ha ocurrido en la mina Gallo 1, ubicada en el municipio de Mocorito en la sierra de Sinaloa. La región está fuertemente controlada por el Cártel de Sinaloa y el yacimiento se encuentra cerca del municipio de Badiraguato, la cuna del apresado líder de la organización, Joaquín El Chapo Guzman.

La compañía minera ha asegurado que ninguno de sus trabajadores ha resultado herido y que las autoridades mexicanas se encuentran investigando el suceso. Aunque la firma cuenta con seguros que cubren el robo del metal, la empresa ha explicado que su póliza no cubrirá el total del monto robado. “La compañía mantiene un seguro contra este tipo de incidentes y está trabajando de cerca con la aseguradora para determinar la extensión de la cobertura disponible”, expone el comunicado. La minera señala que las operaciones en el yacimiento continúan, pero que el suceso ha sido “extremadamente decepcionante”.

McEwen Mining adquirió el yacimiento en 2012, aunque la extracción de oro se realiza allí desde el siglo XIX. Esta es la única mina que la canadiense posee en México, aunque mantiene operaciones en otras fuentes en Estados Unidos y Argentina.

Las extorsiones y robos del crimen organizado a compañías mineras en México se han intensificado en los primeros meses de 2015. En febrero, un grupo armado secuestró a 14 personas, entre ellos mineros, en la periferia de uno de los yacimientos de oro de la canadiense Torex Gold Resources en el Estado de Guerrero. Los sicarios pidieron un rescate por los trabajadores, pero la compañía se negó a atender su petición y 24 horas más tarde fueron liberados. Las compañías mineras han optado por aumentar la seguridad en sus propiedades y en algunos casos han pedido a las autoridades mexicanas que vigilen el traslado de los minerales.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin