Recuperan dos cuerpos de avioneta argentina que cayó en aguas uruguayas

rescate

Rescatistas luego de visitar el lugar del accidente de una avioneta argentina en aguas del Río de la Plata el martes 27 de mayo de 2014, en Buenos Aires (Argentina). AP.

AP. Montevideo, Uruguay.-Bomberos y marinos uruguayos recuperaron el miércoles los dos cuerpos que permanecían en una avioneta argentina que cayó en aguas uruguayas del Río de la Plata, en un accidente que dejó cinco muertos y cuatro heridos.

Los cadáveres están siendo ahora analizados por los médicos forenses, dijo a The Associated Press el juez Raúl Oxandabarat, vocero del Poder Judicial.

El funcionario agregó que durante la jornada la jueza de la ciudad de Carmelo, María Alexandra Facal, interrogará a familiares de las víctimas y a funcionarios del aeropuerto local, donde se suponía que debía haber aterrizado la avioneta.

La nave, perteneciente a un empresario argentino de la industria textil que no viajaba a bordo, cayó el martes en el río frente a Carmelo. Había partido desde San Fernando, un suburbio al norte de Buenos Aires, rumbo a esa ciudad uruguaya.

Sebastián Vivona, uno de los sobrevivientes a la caída de la avioneta, fue trasladado el miércoles desde la ciudad uruguaya de Colonia de Sacramento, donde estaba internado, a una clínica de Buenos Aires.

Vivona, quien trabaja en la empresa de indumentaria argentina Kosiuko, había sido hospitalizado en Colonia con politraumatismo y una leve hipotermia.

En tanto, Eduardo Buery, padre de la única mujer que resultó herida en el siniestro, dijo que su hija Paula Buery tiene fractura de cadera y permanece internada en Uruguay. La mujer es organizadora de eventos en una empresa de turismo. “Estaba tranquila, pero no quisimos tocar el tema”, señaló cuando explicó a medios de prensa la conversación que mantuvo con ella por teléfono.

El dueño de Kosiuko, Federico Bonomi, propietario del aparato siniestrado, dijo al canal de cable argentino Todo Noticias que se sentía “quebrado” por el hecho y que no entendía lo que había pasado. Señaló que el piloto Leandro Larriera, fallecido en el impacto, tenía en su haber muchas horas de vuelo y era un gran conocedor de la ruta en la que se accidentó.

Indicó que el grupo de pasajeros aparentemente iban “a ver la posibilidad de hacer algún evento” en un hotel del que el empresario textil es dueño en Carmelo.

En tanto el secretario de Seguridad de Argentina, Sergio Berni, afirmó que “la niebla jugó un papel muy importante” en la caída de la avioneta.

“Ya sea como causa primaria del accidente o en una complicación que tuvo el piloto con el avión, cuando intentó amerizar no pudo ver bien el lugar” por los densos bancos de niebla, explicó el funcionario en declaraciones radiales.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin