Rechazada en AirBnb por ser transexual

Desde luego, aunque cada día damos un paso adelante en la normalización e igualdad, pertenecer al colectivo LGBT sigue siendo complicado en la vida diaria.

Sino, que se lo cuenten a Shadi Peosky, una escritora y productora que ha roto su silencio para hablar sobre su desagradable experiencia con en la popular app AirBnb – una aplicación que ofrece un mercado comunitario para publicar, descubrir y reservar viviendas particulares total o parcialmente para estancias cortas, obviamente a cambio de dinero para el arrendador.

Al parecer, la dueña de la casa en la que pretendía hospedarse en Minneapolis, Estados Unidos, la rechazó por el mero hecho de ser transgénero. Shady no se calló y contó su historia en Twitter, convirtiéndose en viral.

Shady fue honesta desde el principio, prefiriendo decir en su perfil abiertamente que era una persona transgénero para su seguridad y evitar problemas de cualquier tipo.

En un momento dado, al solicitar alojamiento en una casa, fue rechazada debido a que el hijo de la dueña está en la pubertad, y la exposición a una persona transgénero podría hacerle sentir incómodo en su propia casa. Obviamente, la respuesta no le gustó a Shady, así que se desahogó en su cuenta de Twitter, mencianando a Airbnb y publicando la respuesta del anfitrión:

Ante un hecho tan desagradable, Shady argumentó que:
Creo que los códigos del lenguaje están perjudicando a las personas trans.

La idea de que nosotros impartamos negativamente a los niños o les hacemos daño es algo difícil de oír, es algo dañino. La gente no se da cuenta de que nosotros también somos padres también.

El tweet de Shady se convirtió arrasó en las redes, provocando que el director de relaciones públicas de Airbnb se pronunciara alegando que la discriminación no tiene cabida en su comunidad, interviniendo siempre que pueden para intentar solventar estas problemáticas.

No obstante, no es la primera polémica similar que recibe Airbnb, ya que hace algún tiempo varios usuarios protestaron al sufrir discriminación racial. Se trata en todo caso de una linea de actuación complicada, al tratarse de intercambios personales y pudiendo aplicar el famoso derecho de admisión.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin