NY ofrece abogado a cada niño inmigrante que llega solo

AP
Nueva York

Nueva York es una ciudad pionera a la hora de ayudar a niños centroamericanos que llegan solos y de forma ilegal a Estados Unidos porque les ofrece un abogado de inmigración de forma gratuita, dijeron el lunes líderes municipales que describieron el modelo de ayuda como un ejemplo para el resto de la nación.

La ciudad y fundaciones privadas han aportado hasta el momento 3,5 millones de dólares para financiar un programa de ayuda legal y de servicios sociales para los menores, muchos de los cuales llegaron en masa en 2014 para huir de situaciones de violencia y pobreza en Honduras, El Salvador y Guatemala.

Una cifra sin precedentes de más de 57.000 menores que cruzaron solos la frontera y fueron detenidos en Estados Unidos en el año fiscal 2014, según datos federales. En el año fiscal 2015 más de 23.000 han sido arrestados.

Nueva York es el segundo estado que más niños ha recibido después de Texas, con casi 6.000 que llegaron al estado en el año fiscal 2014. Hasta ahora, 1.332 lo han hecho en el año fiscal 2015, según datos de la oficina federal de reasentamiento de refugiados.

“Ningún niño en Nueva York enfrenta la corte de inmigración solo”, dijo el lunes a los medios de comunicación la puertorriqueña Melissa Mark-Viverito, presidenta del Concejo Municipal, quien dio por terminada la “crisis” de falta de representación legal para los menores en Nueva York.

De momento el programa, llamado en inglés “Unaccompanied Minors Initiative” e iniciado hace aproximadamente un año, ha tomado 648 casos de forma directa, evaluado la situación de 1.600 menores y ganado 14 casos de asilo.

Los abogados de organizaciones sin ánimo de lucro que recibieron el dinero municipal para ayudar a los niños y adolescentes dijeron que las cifras de casos de asilo ganados son bajas porque estos pueden tomar mucho tiempo y son, además, difíciles de ganar.

En muchos otros casos, los abogados solicitan estatus especial juvenil para inmigrantes (“Special Immigrant Juvenile Status”), del que pueden beneficiarse aquellos menores de 21 años que han sido abusados, desatendidos o abandonados.

El programa municipal ha solicitado servicios de apoyo en salud mental en al menos 163 casos.      Jocelyn Vázquez, una salvadoreña de 17 años que cruzó la frontera sola en mayo del 2014, dijo que huyó de las amenazas de las pandillas para reunirse en Nueva York con su madre y hermano.

“Vi que podía consultar con una abogada gratis”, explicó durante la rueda de prensa, celebrada en el ayuntamiento de la ciudad. “No sabía que calificaba para alivio migratorio. Ahora ella está en proceso de cerrar mi caso de inmigración”.

La ciudad financió el programa con un millón de dólares en el año fiscal 2015 y ha destinado otro millón y medio en el año fiscal 2016. La Fundación Robin Hood y el New York Community Trust contribuyeron con un total de 900.000 dólares.

Mark-Viverito destacó que el programa coloca a Nueva York “al frente de la batalla por una reforma migratoria” y que debería ser un modelo “para el resto del país”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin