Mafias organizadas roban contadores de agua en Mataró

La compañía Aigües de Mataró (AMSA) ha detectado varios casos de robos de contadores de agua potable, que después han sido detectados colocados de forma fraudulenta en viviendas ocupadas ilegalmente.

Los hechos, ya han sido puestos en conocimiento de los Mossos d’Esquadra, pero el colectivo de trabajadores presiona para incrementar su seguridad, ya que se da el caso de amenazas e intentos de agresión mientras realizan su trabajo.

No se trata de una problemática social” detallan fuentes de la concejalía de Vía Pública, sino de una acción llevada a cabo por delincuentes que se aprovechan de las familias desestructuradas para alquilarles una vivienda, que ellos previamente han ocupado ilegalmente –lo que se conoce como pisos patada- a los que convencen con un contrato falso y con el alta a los diversos suministros públicos, como por ejemplo el de agua potable, tras manipular las canalizaciones y conectar los contadores robados.

Por el momento, AMSA ha activado el protocolo de seguridad y ha detectado unos cinco contadores desaparecidos de promociones urbanísticas repartidas por la ciudad, que tres meses después han sido localizados colocados en otras viviendas, como por ejemplo el caso que detectaron en Pla d’en Boet, que fue denunciado a la policía. “Pero si en la vivienda hay menores, no se corta el agua” advierten, tras lo que el expediente se deriva a los servicios sociales.

Obras inacabadas

En más de una ocasión los operarios de AMSA han recibido amenazas e intentos de agresión cuando han procedido a retirar estos contadores y a cortar el suministro en aquellas viviendas ocupadas ilegalmente, por lo que, ante la actitud hostil de los moradores, han tenido que volver acompañados por la policía.

Por ello, los trabajadores reivindican ir acompañados de agentes cuando tengan que proceder a cortar un suministro.

La policía, sin embargo, no dispone de tantos efectivos como para cubrir este servicio, por lo que ha pactado un protocolo de aviso en caso de hostilidades.

Se da la circunstancia que muchos de los contadores se ubicaban en obras, que a causa de la crisis estaban sin finalizar, pero que ya habían instalado las conexiones de suministros, por lo que el propietario no suele denunciar su desaparición.

Las mafias organizadas controlan este tipo de promociones inacabadas y, en primera instancia, hacen acudir a los grupos que se encargan de desmontar todo lo que tiene algún valor, en este caso contadores. Posteriormente, llenan contenedores que trasladan hasta chatarrerías para vender el material a peso.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin