La policía interviene tres toneladas de hachís y detiene a ocho narcos en Cádiz

En la huida, los traficantes llegaron a embestir al vehículo policial que les perseguía

Todo estaba preparado para el alijo: la ‘narcolancha’ en el mar llena de fardos de hachís y tres vehículos en la costa a la espera de la descarga. Pero lo que iba a ser un transporte más de las mafias de la droga del Campo de Gibraltar ha acabado en una intervención policial con ocho detenidos y más de tres toneladas de hachís intervenido. Es el saldo de la denominada operación ‘Tormo’ en la que se ha conseguido frustrar una descarga de hachís tras una peligrosa persecución en la que los narcos no dudaron en embestir a los agentes.

El operativo, protagonizado por la policía y Vigilancia Aduanera, se produjo el pasado 21 de octubre en la costa de la localidad de San Roque, ubicada en la Bahía de Algeciras. Gracias a los helicópteros de vigilancia de ambas fuerzas, los agentes se percataron de la existencia de una embarcación sospechosa que navegaba en las cercanías de la costa sanroqueña. Se trataba de una potente neumática semirrígida con tres motores fueraborda, de las conocidas como ‘narcolanchas y que los traficantes emplean para el transporte de droga desde el norte de Marruecos.

Ante la sospecha de que pudiera tratarse de un alijo de hachís, los policías establecieron un dispositivo de vigilancia en la zona de la desembocadura del río Guadarranque, zona de la costa donde parecía que iba a producirse la descarga de la mercancía. Pasaban las 6.30 de la mañana cuando más de 20 agentes —pertenecientes a la Udyco de la Comisaría de Algeciras, los Greco del Campo de Gibraltar y Vigilancia Aduanera— decidieron intervenir. Para ese entonces, en torno a otra veintena de personas ya estaba enfrascada en el traslado de la droga desde la embarcación hasta tres vehículos que esperaban en la orilla

El despliegue coordinado fijó dos objetivos: uno en las personas que estaban en tierra y otro en las que estaban participando del alijo a bordo de la narcolancha. “Fue una operación intensa. Hubo tiros al aire y compañeros que se tuvieron que tirar al agua para evitar que la lancha escapase”, reconoce un policía que participó en la operación. Tras forcejar con el piloto de la embarcación, uno de los agentes consiguió embarrancar la semirrígida en la orilla para evitar su huida.

Mientras, en tierra los tres coches emprendían una huida a la desesperada por el término municipal de San Roque. En la fuga a gran velocidad, los narcos incluso llegaron a embestir uno de sus vehículos contra otro de los indicativos policiales que les perseguía. El coche de la policía quedó dañado y el agente que lo conducía acabó herido, pero “de escasa consideración”, tal y como explican fuentes de la Comisaría de Algeciras.

Pese a esta agresión, los agentes consiguieron detener a ocho de los narcos que estaban participando en el alijo. Además, la policía ha decomisado 3.250 kilos de hachís, los tres vehículos que estaban participando en el transporte -que resultaron ser todos robados- y la narcolancha que trasladaba la droga. Tras pasar a disposición judicial, los ocho detenidos ya se encuentran en prisión, tal y como han puntualizado fuentes de la investigación. Esta intervención es la segunda que se produce en el seno de la misma organización, una de las mafias que operan en el Campo de Gibraltar de la que no ha trascendido su nombre. Ya el pasado 5 de octubre la policía consiguió decomisarle a esta misma banda más de 3.400 kilos de hachís y llegó a detener a otros cinco miembros del mismo clan.

La decomisación de esta ‘narcolancha’ se produjo pocos días antes de que el Gobierno haya hecho efectiva por fin la prohibición de este tipo de embarcaciones, empleadas casi en exclusividad por las mafias que trafican con estupefacientes en las costas españolas. Fue el pasado viernes cuando el Consejo de Ministros aprobó un real decreto por el que uso privado de estas neumáticas de gran velocidad pasa a ser ilegal. Eso permitirá a las fuerzas policiales intervenirlas, pese a que no estén siendo utilizadas justo en ese momento en alijos de droga.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin