La izquierda ya explora pactos para desplazar al PP del poder en Madrid en 2019

 

Podemos e IU se preparan para una compleja negociación para conformar las listas electorales conjuntas con las que la izquierda espera sentar las bases para desplazar al PP del poder en 2019. “Llega el momento de ver cuáles son los acuerdos posibles”, advirtieron ayer desde la formación de Alberto Garzón, que abre en septiembre la búsqueda de sus candidatos. El encaje de los pesos pesados de IU, como la exdiputada Sol Sánchez; el liderazgo de Iñigo Errejón; y la ratificación de las listas por las bases condicionarán unas conversaciones marcadas por la necesidad de firmar luego una alianza poselectoral con el PSOE.

Iñigo Errejón, en una imagen de archivo.
Iñigo Errejón, en una imagen de archivo. EMILIO NARANJO EFE

Dos fríos datos resumen las razones que calientan un acuerdo entre los partidos de izquierda para desplazar al PP del poder tras las elecciones de mayo de 2019. El primero, que la formación conservadora logró el gobierno regional en 2015 por el exiguo margen de un escaño, y solo tras firmar un pacto con Ciudadanos. Y el segundo, que IU no consiguió entrar en la Cámara regional porque no cumplió el requisito de sumar como mínimo el 5% de los votos (4,14%). En consecuencia, Podemos e IU negociarán en las próximas semanas para lograr una alianza que dependerá de un acuerdo poselectoral con el PSOE de Ángel Gabilondo para tener opciones de lograr el cambio político en la región.

“No hay nada cerrado ni definitivo”, advirtió una fuente del equipo negociador de IU. “Lo que hemos constatado hasta ahora es que ambas formaciones tenemos la voluntad de ir juntas, pero llega el momento de ver cuáles son los acuerdos posibles”, añadió. “En la Comunidad queremos que haya una participación popular para ratificar las listas, pero hay que ver cómo se concreta”.

Este es el enrevesado calendario que afrontan las dos partes. El 17 de septiembre se conocerán los candidatos de IU a liderar las listas en Madrid. Entonces se abrirá un proceso de primarias con votación telemática seguido de otro presencial, y que culminará el 9 de octubre. La proclamación de los candidatos de la formación de Garzón cerrará la primera fase de un proceso que continuará luego con un pulso entre IU y Podemos para elaborar listas conjuntas.

La opinión de las bases

Si el proceso sigue vivo tras esos tiras y afloja, quedará por superar un momento de tensión: los negociadores de las dos partes asumen que están obligados a encontrar un mecanismo para que las bases de sus formaciones ratifiquen los acuerdos. “Es muy pronto”, indicó sobre los detalles de la votación una fuente de la dirección de Podemos, al que IU reclamará un mínimo de seis integrantes en puestos de salida de la lista, donde espera integrarse la exdiputada Sol Sánchez y quizás tenga lugar el exedil capitalino Carlos Sánchez Mato.

“Yo estoy a lo que diga mi organización, y no necesariamente para ser un cargo público”, apuntó este integrante de IU, cesado por Manuela Carmena como delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid tras votar en contra del plan de ajuste que él mismo había presentado ante el pleno. “Yo no estoy negociando nada”, subrayó. “Me he dejado la vida en que hubiera un acuerdo marco con los compañeros de Podemos y Equo para que pudiéramos ir juntos en municipales, regionales y europeas”, siguió. “Y estoy seguro de que en la Comunidad, la ciudad de Madrid y la inmensa mayoría de localidades va a salir bien. La unidad popular es el único camino”.

Errejón, elegido como número uno de la lista de Podemos, tendrá un papel clave en que las negociaciones culminen con éxito. Tras ver cómo las bases de Podemos alteraban sus planes —desplazando a Tania Sánchez del número dos al tres de la lista electoral— el candidato será decisivo en el delicado juego de equilibrios que implicará integrar en la misma lista a tres familias políticas. De un lado, sus fieles. Del otro, los próximos a Ramón Espinar, el secretario general de Podemos. Y en medio, los miembros de IU que se integren en la lista.

Los dos partidos retomarán las conversaciones tras lograr algunos avances antes del verano. Por ejemplo, ya han acordado respetar el nombre de las marcas electorales que han tenido más éxito desde 2015 —como el Ahora Madrid de Manuela Carmena en la capital—. Sin embargo, tendrán que decidir cuál es la denominación con la que figurará su confluencia en las papeletas de la mayoría de los municipios.

“Todavía no se ha tomado esa decisión ya que los procesos de confluencia en muchos municipios están en un estado embrionario”, explicaron desde IU. “Intentaremos que siempre figure la marca UNIDAS seguido del nombre de las fuerzas políticas que formemos la candidatura”.

A menos de un año de las elecciones, la izquierda se moviliza. Podemos e IU darán el primer paso, pero no el último. Para tener opciones de llegar a la meta, necesitarán un acuerdo poselectoral con el PSOE, el principal partido de la oposición.



Carmen Ramirez

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto. Lorem Ipsum ha sido el texto de relleno estándar de las industrias desde el año 1500, cuando un impresor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin