Homofobia en Sitges Un gay británico recibe una brutal paliza

De nuevo tenemos que lamentar un desagradable suceso de homofobia. Y no os vayáis muy lejos, porque, de nuevo, ha ocurrido en nuestro país. Sitges, destino de turismo LGBT por excelencia, se ha teñido de rojo tras la brutal agresión que sufrió el pasado 1 de agosto un ciudadano gay británico.

Mark Small, conocido en Londres por ser la drag Vanity Nightmare, estaba de vacaciones en Sitges. En la noche del sábado, tras estar en un bar gay, se dirigió a la estación de tren… y en el camino fue brutalmente agredido.
Dice que todo pasó muy rápido, y que la policía sólo se limitó a preguntarle si necesitaba una ambulancia. Los resultados de la agresión son visibles: moratones, dientes rotos, un ojo morado.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin