Guerra fría en las porterías

La portería del Camp Nou no era suficiente grande para los dos y sólo podía quedar uno. Marc-André ter Stegen se salió con la suya, se apropió del puesto, y Claudio Bravo, al que le hubiese gustado quedarse y que todo siguiese igual, regresa como portero del City cuando apenas han pasado dos meses de sus patadas de frustración a los postes del Estadi tras sus paradas en la Supercopa (penalti a Iborra) y en la primera jornada de Liga.

Durante los 90 minutos los guardametas difícilmente se cruzarán. Pero, separados por 105 metros, ambos vivirán una guerra fría después de que una amenaza de guerra civil acabase con el chileno haciendo las maletas. “Nuestra competencia fue dura, justa y motivadora”, le reconoció Ter Stegen en su despedida. “El comportamiento de los porteros fue ejemplar”, terció Luis Enrique. “No me fui por Ter Stegen. Ambos nos beneficiábamos del otro”, zanjó Bravo. Sin embargo, hoy más que nunca, los porteros celebrarán los goles de sus compañeros. Las dos porterías serán dos vasos comunicantes. Lo que ocurra en un área influirá en la otra ya que jugarán un partido entre ellos. Mientras Bravo intentará hacer ver que se equivocaron, Ter Stegen querrá demostrar que su ciclo ha empezado y fue la apuesta ganadora.

La incorporación de Ter Stegen en el 2014, coincidiendo con el adiós de Víctor Valdés, ha sido el segundo fichaje estratégico más importante del Barcelona en los últimos cinco años, sólo superado por Neymar. El anterior director deportivo, Andoni Zubizarreta, miró mucho hasta que dio con el alemán, convencido de que tenía la calidad y la personalidad para ser el meta de la próxima década a pesar de su juventud.

Ocurrió que Luis Enrique pidió un segundo portero de nivel y que conociese la Liga española, como el chileno de la Real Sociedad. Y con Bravo la competitividad feroz que pregonaba el asturiano se instaló bajo los palos para beneficio del equipo. Bravo ganó los cuatro torneos en los que fue titular (dos Ligas, un Mundial de clubs y la Supercopa de este verano) mientras que Ter Stegen levantó una Champions, dos Copas y una Supercopa de Europa. Hasta en eso fueron simétricos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin