Familias rumanas pasan la noche junto al Faro de Moncloa

Poblado nocturno de chabolas en pleno centro de Madrid. En un jardin junto al Faro de Moncloa, familias enteras rumanas pasan la noche en chabolas y tiendas de campaña que, con la luz del día desaparecen. Sus moradores aprovechan las horas diurnas para pedir o vender servilletas en los semáforos o chatarra.

Al caer la noche, vuelvena a la zona para dormir allí. Los que trabajan cerca denuncian esta situación y aseguran que provoca inseguridad y suciedad en una zona que además durante el día es transitada por muchos turistas.

Junto al Faro de Moncloa, viven decenas de rumanos en lo que es un auténtico poblado chabolista movil. Se instalan allí por la noche y a las 6 de la mañana, recogen sus tiendas de campaña, y se marchan.

Duermen en tiendas de campaña, en los jardines cercanos al Faro de Moncloa. Allí hacen fogatas, orinan en la zona y se asean en fuentes cercanas y los baños del hospital de la Fundación Jiménez Díaz. Todos los días dejan la zona llena de basura, desperdicios, restos de comida y ropa.

Con las primeras luces del día, recogen sus tiendas y desaparecen de la zona. A muchos se les puede ver pidiendo limosna por las calles de Madrid. Otros limpian cristales, venden pañuelos de papel en los semáforos o se dedican a la venta de chatarra. Al anochecer regresan al campamento y así vuelta a empezar.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin