El negocio multimillonario de los emoticonos

La empresa ‘The Emoji Company’ ha cosechado un gran éxito vendiendo ropa, peluches y menaje del hogar en más de 20 países.

La compañía ha firmado acuerdos con Inditex, Mango y El Corte Inglés para el desembarco de sus artículos en España dentro de dos meses.

Cuentan con un repertorio de 2.000 diseños que se ampliará hasta los 5.000 antes del finalizar el año.

Todo el mundo los conoce y los utilizan a diario en sus ordenadores y teléfonos móviles. Sin embargo, poca gente es consciente del multimillonario negocio que se mueve tras estos simpáticos dibujitos más allá de las pantallas, en el mundo físico.

Es precisamente ahí donde realmente se mueve el dinero, en pequeños productos que van desde peluches hasta camisetas, de menaje del hogar hasta libros.

¿El responsable de todo esto? Un alemán de 40 años llamado Marco Huges, que ocupa el puesto de CEO de The Emoji Company, la empresa que desde hace 3 años se encarga de diseñar, registrar y comercializar estos iconos a lo largo del mundo.

Me di cuenta de que la gente conoce los emoji de usarlos en el teléfono y pensé en dotarles de significado y convertirlos en un lifestyle Brand”, comenta Huges.

Para ello, emplean un mecanismo relativamente sencillo “tomamos los iconos del teléfono y los diseñamos de nuevo con las dimensiones apropiadas. Los emojis del teléfono no pueden utilizarse para imprimir en camisetas porque su diseño es muy pequeño y al ampliarse pierde calidad”, añade.

En un mundo en el que la tónica general es llevar el mundo físico al mundo digital, Huges presume de hacer precisamente lo contrario. “Llevamos lo digital a lo físico. Tomamos algo que ya es un hábito en los teléfonos móviles y lo convertimos en productos tangibles. Así, hacemos el camino opuesto a lo que ocurre hoy en día con la mayoría de la gente”, señala.

El propio Huges reconoce que el proyecto se encuentra aún en una fase embrionaria a pesar de contar con tres años de historia. “Hemos pasado todo este tiempo visitando las principales ferias del mundo en Londres y en Las Vegas para estudiar el mercado y tener una estrategia clara”, indica. “Aunque llevemos sólo tres años, aún estamos empezando”, reconoce.

Pero, ¿dónde está realmente el núcleo del negocio? “En el nombre y en los iconos”, responde Huges escueto. No en vano, su empresa es una marca registrada más de 200 veces en distintos países. Además, “todos los emojis están registrados en Estados Unidos”, apunta. Unos emojis que, por el momento, son solamente 2000. Sin embargo, la compañía ampliará su portfolio hasta los 5.000 a final de año.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin