EE.UU. aporta 20 millones de dólares más para la crisis de refugiados en Europa

EFE
Washington

Estados Unidos aportará 20 millones de dólares más para apoyar los esfuerzos internacionales para paliar los efectos de la crisis de refugiados sirios que afecta a toda Europa, indicó hoy el Departamento de Estado en un comunicado.

Así, EE.UU. destinará fondos que se repartirán entre la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FPNU) y la Federación Internacional de la Cruz Roja / Media Luna Roja (FICR) con el objetivo de aumentar la protección, refugio y otro tipo de asistencia.

“Esta nueva financiación aporta una ayuda humanitaria total por parte de EE.UU. para la respuesta regional a la crisis de refugiados y migrantes de casi 44 millones de dólares desde el inicio de la crisis el año pasado”, apuntó el comunicado.

ACNUR y el Plan de Respuesta Migrante para Europa recibirán la gran mayoría de esta partida, 17,5 millones de dólares, mientras que dos millones serán para el llamamiento de emergencia de la Federación Internacional para Grecia y 500.000 dólares irán a parar al Plan de Respuesta Inicial del FPNU.

“La financiación anunciada hoy permitirá a ACNUR proporcionar asistencia de emergencia y salvar la vida de los refugiados y los migrantes, apoyar la creación y la gestión de las condiciones de recepción adecuadas, mejorar la supervisión de la protección y ayudar a las autoridades con el registro e identificación de los recién llegados”, añadió el Departamento de Estado.

Además, así mejorará el asesoramiento a los recién llegados y las personas en tránsito, y fortalecerán las estrategias de información y promoción pública, al mismo tiempo que aumentarán los esfuerzos de comunicación para informar a las comunidades de origen de los caminos existentes y legales para entrar en Europa.

La contribución de Estados Unidos también apoya el trabajo de la Federación Internacional de la Cruz Roja Griega para responder a las necesidades de unas 200.000 personas, con un enfoque en la provisión de alimentos y artículos no alimentarios básicos, primeros auxilios y apoyo psicosocial, agua y saneamiento, así como los servicios de búsqueda familiar a los migrantes y refugiados.

La financiación para el FPNU, subrayó la nota, ayudará también a prevenir y responder a la violencia basada en motivos de género y abordará las necesidades de salud sexual y reproductiva para los refugiados y los migrantes en Grecia.

Solo en los primeros dos meses de este año, 122.000 refugiados y emigrantes han entrado en Grecia, frente a los 129.000 que llegaron en los primeros seis meses de 2015, según datos de la ONU.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin