Donald Trump ahora dice que quiere a los inmigrantes “de todas partes”

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump dijo estel martes que quiere que vengan inmigrantes a Estados Unidos “de todas partes”, a pesar de que días atrás afirmó a puertas cerradas que prefería a los inmigrantes de países como Noruega y no de África.

“Queremos que vengan de todas partes, de todas partes”, dijo Trump. El mandatario respondió a preguntas de la prensa luego de reunirse con el presidente de Kazajistán, Nursultan Nazarbayev, en la Casa Blanca.

Al comenzar la segunda semana de repercusiones de un término obsceno empleado por Trump, sus colaboradores están trabados en un debate sobre la palabra con la que el presidente describió a ciertos países durante una conversación con senadores acerca de la inmigración.

Se informó que Trump usó la palabra “shithole” (“de mierda”) durante las conversaciones del jueves pasado en la Oficina Oval, una versión ratificada por el senador demócrata Dick Durbin y algunos republicanos.

“Ratifico cada palabra que dije sobre lo que se dijo y lo que sucedió”, insistió Durbin el martes.

Sin embargo, ahora se debate en la Casa Blanca si Trump dijo “shithole” o “shithouse” (retrete fuera de la casa). Una persona que asistió a la reunión dijo a los colaboradores que escucharon esta última, mientras otros recuerdan que el presidente dijo “shithole”, tal como se ha informado ampliamente, según una persona allegada a las reuniones pero no autorizada a hablar públicamente sobre ellas.

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, declaró bajo juramento ante la Comisión Judicial del Senado que “no escuchó” a Trump usar el término vulgar, aunque no “niega que el presidente usó términos rudos”.

“Otros en el salón también usaban términos rudos”, aseguró.

La fuente cree que esta discrepancia explicaría por qué algunos senadores republicanos niegan que el presidente haya dicho “shithole” al referirse a los países africanos además de Haití y El Salvador.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que Trump “no se disculpará por tratar de reparar nuestro sistema inmigratorio”.

Sanders dijo a la prensa que Trump “no ha dicho que no empleó términos rudos” en la reunión.

Consideró “indignante” el hecho de que los demócratas califiquen las declaraciones de Trump de “racistas”.

Trump no ha aclarado a sus colaboradores qué fue lo que dijo exactamente, pero sostuvo ante los periodistas en Florida el domingo por la noche que las declaraciones que se le atribuyen “no fueron hechas”. La Casa Blanca no ha negado que Trump empleara un término vulgar y parece haber poca diferencia entre el significado de ambos términos.

Mientras continuaba el debate, en Washington reina la incertidumbre sobre si se producirá una paralización de actividades del gobierno el viernes a medianoche, cuando finalice una medida temporaria de financiación, a falta de un acuerdo sobre inmigración y otros asuntos.

El panorama parece más complicado que nunca en vista de la conversación en la Oficina Oval y Trump ha acusado a Durbin de socavar la confianza necesaria para llegar a un acuerdo.



Carmen Ramirez

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto. Lorem Ipsum ha sido el texto de relleno estándar de las industrias desde el año 1500, cuando un impresor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin