Chile busca reestablecer el Sistema Nacional de Educación Pública

SANTIAGO.- La presidenta chilena Michelle Bachelet envió hoy al Congreso el proyecto de ley que restablecerá el Sistema Nacional de Educación Pública, en reemplazo de la municipalización primaria y secundaria ordenada por el régimen militar en 1981.

Al explicar el objetivo de la nueva ley en el Palacio de La Moneda, Bachelet anunció que la desmunicipalización será un proceso gradual y durará seis años, cuando la educación volverá a ser administrada por el Ministerio de Educación como hace 34 años.

La presentación del texto legal “nos llena de alegría y satisfacción, porque le estamos cumpliendo a Chile, estamos completando la construcción institucional de un sistema educativo justo, inclusivo y de calidad”, señaló la mandataria chilena.

“Estamos completando la construcción institucional de un sistema educativo inclusivo y de calidad, con el envío de este proyecto de ley estamos forjando la última gran pieza de un sistema que se basa en la inclusión educativa”,añadió.

Bachelet dijo que se le está devolviendo al Estado la responsabilidad de administrar la educación pública para asegurarse que sea de calidad.

La desmunicipalización forma parte de la Reforma Educativa del programa del gobierno, cuyo objetivo es reducir la desigualdad social existente en Chile.

“Con el envío al Congreso de este proyecto de ley estamos forjando la última gran pieza de la reforma que estamos impulsando en el nivel escolar”, dijo Bachelet, quien recordó la aprobación de la Ley de Inclusión Escolar y el inicio de la tramitación de la nueva Política Nacional Docente.

En 1981, el cambio del modelo educacional fue consecuencia directa de un cambio radical rupturista y forzoso de una democracia liberal, con un estado intervencionista, a un régimen autoritario con una economía neoliberal.

Con la municipalización el Ministerio de Educación ejerció sólo funciones normativas, como fijación de fines, objetivos, planes y programas, en tanto los municipios tuvieron a su cargo la operación administrativa, a través de su administración o de corporaciones privadas.

Según Bachelet, “la calidad de las escuelas y liceos ya no dependerá de cómo le vaya financieramente a cada municipio, sino que será responsabilidad de todo el país.

“No queremos que las oportunidades que abramos a los niños y niñas dependan de la comuna donde viven o de la situación económica de sus familias, porque la educación es un derecho común para todos los ciudadanos de Chile”, subrayó la presidenta.

La nueva ley establecerpa la Dirección Nacional de Educación Pública, que coordinará y supervisará la red estatal de educación, con 67 Consejos Locales de Educación descentralizados que serán los gestores territoriales y tendrán capacidades efectivas para apoyar y administrar los establecimientos.

Dichas direcciones liberarán a las escuelas de sus actuales obligaciones de gestión administrativa, para poder centrarse en los procesos educativos.

Además, velarán porque en cada establecimiento existan las condiciones y recursos que garanticen la seguridad de todos los niños y la calidad de la educación que reciben, lo cual implica un apoyo técnico-pedagógico permanente y acorde a las necesidades de cada plantel.

Todo ello será financiado a través del Presupuesto Estatal y la asignación de recursos considerará criterios compensatorios.

(Xinhua).




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin