Biwott gana el Maratón de Nueva York, la fiesta del atletismo popular

Ya sea a casi 20 kilómetros por hora la velocidad a la que va el grupo de cabeza o a menos de la mitad de ese tiempo, velocidad a la que corren miles de atletas populares, el Maratón de Nueva York ha vuelto a demostrar que hoy en día pocas pruebas pueden rivalizar con ella en todo el mundo cuando se trata de convertir en fiesta el acto de correr.

En torno a un millón de personas en las calles, más de 50.000 corredores, 10.000 voluntarios, y las calles cerradas al tráfico y abiertas a los sueños de los que durante meses la han preparado con la meta de Central Park en la retina.

Los primeros en atravesarla, Stanley Biwott y Mary Keitany proceden de la gran fábrica de atletas del mundo: Kenia, que se impone así a Etiopía en su tradicional duelo de fondistas.

Clasificación




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin