Anunciar un cambio de sede no parece suficiente: Sabadell y CaixaBank vuelven a caer en Bolsa

El 1-O sacude los mercados: castigo bursátil a los bancos catalanes y repunte de la prima de riesgo

El mensaje de los mercados es claro: hace falta algo más que anunciar un cambio de sede social para recuperar la confianza. Los inversores premiaron ayer el movimiento de Banco Sabadell y CaixaBank y, por eso ambos subieron un 6,16% y un 4,93%, respectivamente, pero las tensiones políticas siguen ahí y los inversores temen que afecte más profundamente a las bases que sostienen la recuperación de la economía española, por eso hoy tantos las dos entidades como el Ibex 35 en general han vuelto a las pérdidas.

El selectivo se deja un 0,18% pasadas las 15.00 horas y oscila cerca del nivel de los 10.200 puntos. Entre los valores con peor comportamiento se encuentran un día más las entidades catalanas Sabadell (-1,42%) y CaixaBank (-0,80%). En el caso de la primera, confirmó ayer el traslado de su sede social de Barcelona a Alicante, mientras que la segunda debate hoy hacer lo propio pero con destino a Palma.

“No se podía esperar que esa fuese la solución de un día para otro. Sabadell ha trasladado su sede, pero la incertidumbre sigue encima de la mesa” y esto es lo que está dañando realmente al mercado español, explica Victoria Torre, responsable de desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank.

A su juicio y en este escenario, resulta casi más sorprendente el rebote del jueves que el comportamiento de la Bolsa hoy, porque las dudas sobre los próximos pasos del Ejecutivo central y del Govern de Carles Puigdemont añaden más combustible a la incertidumbre actual.

El riesgo más peligroso y el que realmente preocupa dentro y fuera de España es que la confrontación política acabe afectando a las bases de la economía: consumo privado, producción, producto interior bruto (PIB), empleo, capacidad de afrontar las deudas, entre otros. En definitiva, el temor es que resulten perjudicados los fundamentales que han sostenido la recuperación hasta ahora.

“España ha sido el país que más ha contribuido al crecimiento de la Eurozona desde 2014, pero los problemas internos derivados del referéndum de Cataluña podrían crear una tendencia menos homogénea y dañar las perspectivas de la zona. Las incertidumbres por el momento permanecen altas”, asegura Philippe Waechter, economista jefe de Natixis AM, en su comentario sobre los efectos de la crisis institucional en el país y su impacto a nivel europeo

Por eso uno de los indicadores que más de cerca se sigue estos días es la prima de riesgo, que repercute directamente en los costes de financiación de España y las empresas nacionales. El bono español se coloca este viernes a un interés del 1,72%, pero el repunte del bund alemán que se toma como referencia mantiene la prima de riesgo en el nivel de los 124 enteros, con una diferencia de apenas un punto respecto al día anterior.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin