Grande-Marlaska sobre el rescate de Julen: «Todos hemos hecho una labor de ingeniería humanitaria»

Tras conocerse la muerte de Julen, han sido muchos los amigos y familiares que se han acercado hasta el tanatorio del municipio malagueño de El Palo, donde residía el pequeño. Algunos llevan coronas de flores, otros lloran y se abrazan. «Le enterrarán junto a su hermano Oliver (que falleció en abril de 2017 con tan sólo tres años)», dice un amigo de la familia.

Hay al menos cinco psicólogos atendiendo a los padres y a los familiares que lo necesitan. Los vecinos de El Palo han organizado una concentración a la 13.00 horas para hacer un minuto de silencio por Julen.«La familia es muy conocida y querida en el barrio. Tendrán todo nuestro apoyo», afirma una vecina, sorprendida por la cantidad de periodistas y policía que hay junto al tanatorio.

Para evitar que curiosos y periodistas entren al tanatorio, la policía ha puesto vallas en los alrededores y el hermano de José Roselló, el padre de Julen, van recibiendo a las personas que van llegando, a la espera de que llegue el cuerpo de Julen. «Es lo mínimo que podemos hacer, acompañarles en su luto», afirma un vecino del barrio de El Palo. «Los padres han perdido a dos hijos en poco tiempo, eso es lo pero que le puede pasar a una persona», añade.

Otro vecino de David, el dueño de la finca de Totalán y primo de Victoria, la madre de Julen, afirma que «es terrible lo que ha pasado», pero también «muy raro lo del pozo». «Yo, antes que David, intenté comprar la finca. Va a ver sorpresas cuando se sepa toda la verdad», señala.

Otro hombre, que dice conocer bien la zona, ya que intentó comprar la finca de Totalán hace años, cuenta que el tapón que se formó en el pozo, que fue el obstáculo principal en el rescate, «no se ha podido crear solo» y que» tiene pinta de que no es la misma tierra, que la removieron antes de que Julen se cayera», dando así la razón al testimonio de Antonio Sánchez, el hombre que construyó el pozo.

Algunos vecinos también comparten la misma idea y añaden que hay algo raro en todo esto.

Comparecencia del ministro del Interior

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha comparecido este sábado a la 13.00 horas y ha dado el pésame a los padres y familiares de Julen, a los que ha expresado «su apoyo y solidaridad». «Todos hemos hecho una labor de ingeniería humanitaria en la que han participado cientos de personas y en la que todas las instituciones se han coordinado y colaborado», ha dicho.

Asimismo, ha asegurado que siente un «profundo orgullo y solidaridad por todas las personas que han apoyado a la familia y a los padres», y ha querido enviar «un especial agradecimiento a la Guardia Civil» por su «extraordinario trabajo» en la coordinación de las labores de rescate. «Toda mi gratitud, confianza y reconocimiento a los que han colaborado en el rescate desde el primer momento hasta el último», ha añadido.

El Ministerio de Interior también ha expresado sus condolencias a la familia a través de una publicación en el Twitter oficial donde también ha reconocido el esfuerzo de la Guardia Civil, de los mineros y de todo el equipo de emergencias.

«Caída libre y rápida»

Sin poder ocultar la tristeza por la muerte de Julen, el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha dado detalles esta mañana sobre cómo se encontró el cuerpo del pequeño a la 1.25 horas de esta madrugada en el pozo donde se había caído el pasado domingo 13 de enero en el municipio malagueño de Totalán.

«Misión colosal» de ingeniería y rescate

«Lo encontraron en la cota prevista los dos mineros que realizaban en ese momento su turno y les acompañaba un guardia civil del equipo de montaña. A partir de ese momento, todo quedó en manos de la comisión judicial que realizó el levantamiento del cadáver a las cuatro de la mañana», ha comentado. El pequeño tuvo una caída libre y rápida hasta que topó con suelo, a 71 metros de profundidad, tal y como habían calculado los expertos con que se ha contado para esta «misión colosal» de ingeniería y rescate.

Según ha explicado, «la posición del cuerpo determina que la caída libre llegó a unos 71 metros y se topó con un suelo de tierra, lo que indica que el agujero de prospección estaba relleno desde ahí hasta los 107 metros. El pequeño tenía por encima de su cabeza el tapón de materiales que se intentó aspirar. «El único aire» que pudo tener era el que estaba «entre sus pies y su cabeza», ha indicado Rodríguez Gómez de Celis. Fuentes próximas a la investigación han explicado que cayó con los brazos hacia arriba y que los mineros accedieron a él bajo sus piernas.

Tapón de tierra

Toda la operación de rescate ha sido grabada, se ha recopilado el material acumulado bajo el niño y también sobre su cabeza para su análisis en el marco de la investigación que se sigue por la desaparición, caída y ahora muerte de Julen. Aunque existen aún varias «teorías o hipótesis» sobre el tapón de materiales que enterró al pequeño, el delegado del Gobierno en Andalucía ha afirmado que la principal es que durante la propia caída «fuera arrastrando tierra y arena, aunque no hay certeza aún».

Una vez finaliza la excavación de la galería horizontal y tras la cuarta y última microvoladura, se avanzó con sumo cuidado y se realizaron catas para determinar el hueco donde se encontraba el niño.

La intención de la Junta de Andalucía es sellar los pozos abiertos, tanto el de 25 centímetros de diámetro por el que cayó Julen, como el practicado para el rescate, lo antes posible, siempre con el permiso judicial. De momento se han sellado ambos orificios con láminas de 600 kilos para evitar caídas o cualquier entrada, pero dichos espacios entran en la investigación judicial del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga que tendrá que determinar si hay que depurar responsabilidades por la caída y muerte de Julen.

Autopsia

La autopsia del cadáver ha comenzado a las 8.30 horas y las autoridades confían en terminarla hoy. De este modo, se podrá conocer a qué hora se produjo la muerte. En los próximos días se podrán conocer las causas y circunstancias del suceso.

Gómez de Celis ha expresado su pésame a la familia y a los padres de Julen y ha mostrado su agradecimiento a todas las personas que han participado en las labores de rescate: mineros, bomberos, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, así como vecinos de Totalán. «Me despido con la certeza de haber hecho todo lo humanamente posible, pero de haber llegado a la meta indeseada. Lo único que podemos hacer es que este ejemplo de determinación, eficacia, profesionalidad y solidaridad sirva como ejemplo de futuro en otras emergencias», ha añadido.

No obstante, el delegado del Gobierno en Andalucía no ha querido terminar su intervención sin hacer un llamamiento público. «A todo aquel que haya realizado un pozo ilegal, todavía está a tiempo aún de sellarlo», ha pedido.

El representante del Gobierno en Andalucía se ha referido a lo ocurrido estos días como «una misión colosal, sin precedentes», en la que se han movilizado más de 300 personas, profesionales públicos y privados, y se han movido más de 85.000 metros cúbicos de tierra «en un breve espacio de tiempo con el objeto de legar lo antes posible a Julen». Se ha tratado de «una carrera de obstáculos, porque la montaña nos iba poniendo a prueba, parecía que se defendía de todos y cauda uno de los trabajos que se venían haciendo; perno nos hemos enfrentado a una misión colosal que nos ha unido a todos para hacerlo de la forma más rápida, eficaz y diligente posible, aunque hemos llegado la meta no deseada, que era llegar a Julen sin vida».

Minuto de silencio

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, decretó de madrugada tres días de luto y el Consistorio ha convocado un minuto de silencio que ha concentrado a decenas de personas en las puertas del edificio municipal, donde el regidor ha manifestado su pesar por la resolución de la operación de rescate. Las banderas de la ciudad ondean a media asta.

También el primer edil de Totalán, Miguel Ángel Escaño, ha dictaminado que haya tres días de luto oficial en su municipio por la muerte del pequeño Julen, con la colocación de crespones negros y la suspensión de todas las actividades lúdicas y deportivas del municipio y habrá minutos de silencio en la puerta del Ayuntamiento.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin