Rita Barberá acepta declarar voluntariamente ante el juez de Imelsa

La exalcaldesa de Valencia y actual senadora Rita Barberá ha agradecido y aceptado el ofrecimiento del juez que instruye el caso Imelsa de declarar voluntariamente y no esperar así a que la reclame el Tribunal Supremo. Así, ha concretado que acudirá con procurador y abogado, aunque “sin saber en calidad de qué”, ya que ha insistido en que no está “imputada”. “Colaboraré incondicionalmente con la justicia”, ha asegurado.

La de este martes ha sido la segunda rueda de prensa que ha ofrecido la exalcaldesa de Valencia desde que estallara el caso Taula. En ella, ha reiterado que “jamás se han amañado contratos en 24 años” y que el presunto blanqueo de dinero “es totalmente falso”. Dicho esto, se ha apoyado en el ‘y tú más’ recordando casos de corrupción de otros partidos.

Preguntada sobre si se plantea asumir alguna responsabilidad política, ha dicho: “No he cometido ningún delito ni hecho ilícito. Por lo tanto, no voy a dimitir”. Y ha añadido que “absolutamente nadie” le ha pedido que dimita. Barberá se ha desligado de las presuntas actividades ilícitas del PP de Valencia alegando que ella no organizaba la campaña electoral. “El comité de campaña lo nombra el PP de la ciudad. Yo no pertenezco a ellos, no he tenido nunca un cargo orgánico”, ha sostenido.

En esta línea, Barberá ha dicho que le parece “increíble pensar que era una trama por dar 1.000 euros”, y ha defendido rotundamente a la persona que presuntamente “custodiaba” el blanqueo de capitales, María del Carmen García Fuster: “Soy amiga personal de la familia García-Fuster desde hace más de 30 años y me siento muy orgullosa. Es una persona muy trabajadora y muy honrada”.

La exalcaldesa ha añadido que lamenta “profundamente” la “imputación global” del PP de Valencia pero cree que “no se puede condenar por una imputación”. Así, sobre la entrega de las actas, ha recordado que queda marcado por lo estatutos del partido, que se refieren a la “apertura del juicio oral”. “El equipo, y yo, y todos, tenemos que entregar el acta cuando se cumplan los estatutos”, ha asegurado.

Barberá ha defendido que en el PP “están muy unidos” y ha confesado que ha hablado con Mariano Rajoy, pero no ha revelado de qué por tratarse de “conversaciones privadas”.

Endurecer la ley para evitar filtraciones a la prensa

Por otro lado, ha insistido en que “la carga de la prueba recae sobre el que acusa, con pruebas y no con suposiciones ni con pinchazos telefónicas”. En este sentido, ha recordado que existe el “delito de revelación de secretos” y que está “trabajando para llevar una iniciativa al Senado” que endurezca la ley para evitar filtraciones a la prensa.

Por otro lado, esta tarde acudirá por primera vez al pleno del Senado. Sobre las críticas a su “absentismo”, se ha defendido diciendo que no ha habido actividad parlamentaria “hasta ahora”.

Su comparecencia se ha producido un día después del levantamiento del secreto de sumario de la pieza separada del caso Imelsa relativa al presunto blanqueo de dinero que afecta al PP de Valencia.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin